Saltar al contenido principal

Acceso a otros portales jcyl.es

Junta de Castilla y León

Emergencias 112

  • Acceso medios de comunicación
  • Contacto

Acceso a otros portales jcyl.es

Emergencias 112 de Castilla y León

Redes Sociales

Riesgo notable de aludes en Picos de Europa, Alto Campoo y Guadarrama durante los próximos días

  • Abre una ventana o marco nuevoContactar
  • Abre una ventana o marco nuevoEnviar
  • Abre una nueva ventanaImprimir
  • Compartir

Fecha de publicación:

12 de abril de 2018

Fuente:

Consejería de Fomento y Medio Ambiente

Descripción:

La Agencia de Protección Civil informa de que existe riesgo NOTABLE (3) de aludes en los Picos de Europa, en Alto Campoo y en la zona del Parque Nacional de Guadarrama durante los próximos días, según la información facilitada por la Agencia Estatal de meteorología (AEMET).

Contenido:

En los Picos de Europa:

RIESGO LIMITADO (2) EVOLUCIONANDO A NOTABLE (3) EN LAS HORAS CENTRALES DEL DÍA.

La temporada ha dejado un manto nivoso de gran espesor (varios metros) en el entorno de las

cimas, con abundantes cornisas, principalmente en orientaciones norte y este.

Durante la última semana las nevadas, entre débiles y moderadas, han sido frecuentes, y han

añadido entre 20 y 40 cm al manto preexistente. La cota de nieve ha oscilado entre 700 y

1700 metros, de forma que en algunos lugares umbríos de exposición norte hay nieve en el

suelo ya por debajo de los 1000 metros (cota sensiblemente mayor en las solanas), aunque

no es esquiable hasta bastante más arriba. El viento que ha acompañado a las nevadas, de

componentes sur y oeste, ha soplado ocasionalmente con fuerte intensidad.

La nieve se está humedeciendo con rapidez, debido tanto a lo avanzado de la estación como

a las precipitaciones en forma de lluvia, frecuentes por debajo de 1500 metros. Por encima de

esa cota no es raro ver nieve reciente en superficie sobre un manto muy evolucionado y

encostrado.

Desde los puntos de observación nos informan de la existencia de varias purgas y aludes de

placa.

Salvo en zonas umbrías del entorno de las cimas predominará la nieve húmeda, aunque sobre

ella se depositará una nevada de unos 15 cm. en zonas altas.

Sólo en umbrías altas quedarán placas de viento, y nieve más suelta en lugares menos

venteados.

Las nevadas que se esperan el viernes por encima de unos 1500 metros se irán purgando a lo

largo de la jornada, y darán lugar a salidas de nieve reciente de tamaños 1 (purga) y 2 (alud

pequeño, pero capaz de sepultar una persona).

A las salidas de nieve reciente se unirá la inestabilidad de la nieve húmeda, principalmente a

partir del mediodía y hasta el atardecer. Fuera de esas horas, el rehielo de la capa superficial

de la nieve, aunque poco marcado, será un factor estabilizador. Los aludes generados por

este motivo serán por lo común de tamaño 1 y 2. Pero dado el espesor del manto nivoso no

se descarta algún alud de tamaño 3 (mediano, capaz de sepultar un vehículo) o incluso de

fondo de tamaño 4 (grande, capaz de destruir un pequeño bosque), que movilice suficiente

nieve como para salvar un importante desnivel si se encauza por un barranco propicio.

En umbrías altas quedan placas de viento, así como cornisas, que pueden tener anclajes

debilitados, susceptibles de ceder de forma accidental, en general ante sobrecargas

moderadas o fuertes. Pero se deben extremar las precauciones al transitar por esas zonas, ya

que los aludes provocados por este motivo, por lo común de tamaño 2, podrán llegar a ser en

algún punto de tamaño 3.

Durante las primeras horas, en pendientes umbrías de todas las cotas, también hay que

prestar atención a posibles resbalones provocados por costras reheladas, a veces ocultas

bajo nieve superficial.

El fin de semana habrá heladas débiles matinales en las cimas, pero las temperaturas se

templarán apreciablemente durante las horas centrales del día acompañando al viento del sur,

que se irá imponiendo. Las nevadas serán escasas hasta la media tarde del domingo, con la

entrada de un nuevo frente.

Durante el sábado y el domingo no habrá cambios importantes en el nivel de peligro. Con

un rehielo nocturno poco efectivo, dicho peligro seguirá siendo más elevado durante las horas

centrales de la jornada, aunque estará cada vez más vinculado a las salidas de nieve húmeda.

Por el contrario, se espera que el ascenso térmico diurno ayude a estabilizar las placas de

viento, y que las salidas de nieve reciente sean cada vez más escasas debido a la ausencia

de nevadas destacables.

En Sierras del Cordel y Peña Labra (zona de Alto Campoo):

RIESGO LIMITADO (2) EVOLUCIONANDO A NOTABLE (3) EN LAS HORAS CENTRALES DEL DÍA.

La temporada ha dejado un manto nivoso de gran espesor (varios metros) en el entorno de las

cimas, con abundantes cornisas, principalmente en orientaciones norte y este.

Durante la última semana las nevadas, entre débiles y moderadas, han sido frecuentes, y han

añadido entre 15 y 30 cm al manto preexistente. La cota de nieve ha oscilado entre 700 y

1700 metros, de forma que en algunos lugares umbríos de exposición norte hay nieve en el

suelo ya por debajo de los 1000 metros (cota sensiblemente mayor en las solanas), aunque

no es esquiable hasta bastante más arriba. El viento que ha acompañado a las nevadas, de

componentes sur y oeste, ha soplado ocasionalmente con fuerte intensidad.

La nieve se está humedeciendo con rapidez, debido tanto a lo avanzado de la estación como

a las precipitaciones en forma de lluvia, frecuentes por debajo de 1500 metros. Por encima de

esa cota no es raro ver nieve reciente en superficie sobre un manto muy evolucionado y

encostrado.

Desde los puntos de observación nos informan de la existencia de varias purgas y aludes de

placa.

Salvo en zonas umbrías del entorno de las cimas predominará la nieve húmeda, aunque sobre

ella se depositará una nevada de unos 10 cm. en zonas altas.

Sólo en umbrías altas quedarán placas de viento, y nieve más suelta en lugares menos

venteados.

Las nevadas que se esperan el viernes por encima de unos 1500 metros se irán purgando a lo

largo de la jornada, y darán lugar a salidas de nieve reciente de tamaños 1 (purga) y 2 (alud

pequeño, pero capaz de sepultar una persona).

A las salidas de nieve reciente se unirá la inestabilidad de la nieve húmeda, principalmente a

partir del mediodía y hasta el atardecer. Fuera de esas horas, el rehielo de la capa superficial

de la nieve, aunque poco marcado, será un factor estabilizador. Los aludes generados por

este motivo serán por lo común de tamaño 1 y 2. Pero dado el espesor del manto nivoso no

se descarta algún alud de tamaño 3 (mediano, capaz de sepultar un vehículo) o incluso de

fondo de tamaño 4 (grande, capaz de destruir un pequeño bosque), que movilice suficiente

nieve como para salvar un importante desnivel si se encauza por un barranco propicio.

En umbrías altas quedan placas de viento, así como cornisas, que pueden tener anclajes

debilitados, susceptibles de ceder de forma accidental, en general ante sobrecargas

moderadas o fuertes. Pero se deben extremar las precauciones al transitar por esas zonas, ya

que los aludes provocados por este motivo, por lo común de tamaño 2, podrán llegar a ser en

algún punto de tamaño 3.

Durante las primeras horas, en pendientes umbrías de todas las cotas, también hay que

prestar atención a posibles resbalones provocados por costras reheladas, a veces ocultas

bajo nieve superficial.

El fin de semana habrá heladas débiles matinales en las cimas, pero las temperaturas se

templarán apreciablemente durante las horas centrales del día acompañando al viento del sur,

que se irá imponiendo. Las nevadas serán escasas hasta la media tarde del domingo, con la

entrada de un nuevo frente.

Así, durante el sábado y el domingo no habrá cambios importantes en el nivel de peligro. Con

un rehielo nocturno poco efectivo, dicho peligro seguirá siendo más elevado durante las horas

centrales de la jornada, aunque estará cada vez más vinculado a las salidas de nieve húmeda.

Por el contrario, se espera que el ascenso térmico diurno ayude a estabilizar las placas de

viento, y que las salidas de nieve reciente sean cada vez más escasas debido a la ausencia

de nevadas destacables.

En el Parque Nacional de Guadarrama:

RIESGO NOTABLE (3) DE ALUDES

El comienzo de la semana se ha caracterizado por un retorno a condiciones atmosféricas más

propias de febrero o marzo que de mediados de abril. Las nevadas han sido frecuentes,

alcanzando su mayor intensidad entre el martes y el miércoles, con la cota de nieve

descendiendo eventualmente hasta el fondo de los valles.

En estos últimos días se han acumulado entre 30 y 50 cm de nieve reciente a 1.800 m, la cual

permanece seca y muy suelta, aunque muestra señales de estar comenzando a apelmazarse.

Las nevadas han estado acompañadas por vientos fuertes del oeste y noroeste, que han

formado numerosas acumulaciones y placas en cotas altas, preferentemente en exposiciones

de NE a SE. Abundan también las cornisas en crestas y collados orientados al E.

El manto adquiere continuidad aproximadamente a partir de 1.200-1.300 m, sin apenas

disimetría entre vertientes norte y sur, y con espesores totales entre 80 y 110 cm a 1.800 m.

Por encima de 2.000 m hay numerosos depósitos que superan los 2 m, tanto en Peñalara y los Carpetanos (área del Nevero) como en Cuerda Larga. Por debajo de la nieve reciente, el

manto antiguo se presenta isotermo, húmedo y bastante evolucionado, con varias capas de

hielo intercaladas.

Problemas de nieve reciente y nieve venteada.

Las purgas de nieve reciente podrán ser superficiales, como resultado del último episodio, o

bien interesar, parcial o totalmente, a la capa más potente de nieve caída durante la semana,

que todavía no se encuentra estabilizada. Cabe esperar, en cualquier orientación, aludes

espontáneos que por lo general serán de tamaño 2 (suficiente para enterrar a una persona),

sin poderse descartar, en pendientes muy cargadas, la posibilidad de alguno de mayores

dimensiones. Serán aludes de nieve seca en polvo, con salida puntual, o bien de placa friable,

con salida lineal.

Por encima de 2.000 metros se han formado numerosas placas de viento, sobre todo en

orientaciones de NE a SE, y bajo ellas se han identificado capas débiles a distintas

profundidades, bien en el contacto con el manto antiguo o bien en el seno de las últimas

nevadas. Lo más frecuente es que presenten resistencia moderada a la fractura, necesitando

sobrecargas fuertes para su desencadenamiento, como el paso de un grupo de esquiadores o

la caída de una cornisa, pero en algunos casos podrán ceder incluso ante sobrecargas

débiles, como el paso de un solo esquiador. La rotura de una placa podrá originar aludes de

tamaño 2 o incluso 3, en pendientes con suficiente acumulación.

Evolución para los siguientes días:

Sábado 14 de abril

Tendencia a aumentar gradualmente la estabilidad del manto, aunque todavía con problemas

de nieve reciente y nieve venteada.

El sol de la mañana podrá favorecer que continúen las purgas, sobre todo en las pendientes

más inclinadas, pero en general el ascenso térmico tenderá a apelmazar el manto, e

igualmente hará que comiencen a estabilizarse las placas de viento, que sin embargo todavía

se mostrarán reactivas ante sobrecargas fuertes. En las horas centrales aumentará la

nubosidad y pueden caer algunos chubascos, de poca trascendencia para el manto.

Domingo 15 de abril

Problemas de nieve húmeda. En cotas altas problemas residuales de nieve venteada.

El ascenso térmico prosigue, sin un rehielo nocturno efectivo. A lo largo del día llegará un

frente que probablemente va a dejar precipitaciones por la tarde. Aunque no se espera que

sean muy abundantes, el límite superior de la lluvia ascenderá prácticamente hasta las

cumbres.

Serán probables las salidas naturales de nieve húmeda, durante la primera mitad del día

sobre todo en orientaciones de NE a S, generalizándose por la tarde al resto. En zonas con

manto poco grueso sobre suelo liso o herboso, principalmente en cotas medias, podría darse

también algún deslizamiento de fondo.

Las placas de viento habrán ganado estabilidad con respecto a días anteriores. Sin embargo,

las temperaturas elevadas podrían debilitar el anclaje de las cornisas, permitiendo el

desprendimiento de alguna de estas estructuras.

Para una información más detallada, está disponible en internet el Boletín de Peligro de Aludes para el Parque Nacional de Picos de Europa, en la dirección:

http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/montana/boletin_peligro_aludes

NOTA IMPORTANTE: Se recuerda que, siempre que haya nieve, el peligro 0 (cero) de aludes -ausencia total de peligro- no existe. Asimismo, hay que recordar que, en circunstancias desfavorables, cuando existan niveles de peligro débil (nivel 1) o limitado (nivel 2), se pueden sufrir severos daños personales.

La Agencia de Protección Civil recuerda algunas recomendaciones que conviene seguir en caso de ser víctima de un alud de nieve:

Al salir ponga el ARVA (Aparato de Búsqueda de Víctimas de Aludes) en emisión aunque parezca que no haya peligro. Compruebe, antes de salir, que los ARVA funcionen. Deberá llevar una pala y la sonda.

Consultar la predicción meteorológica y el boletín de peligro de aludes. No inicie la salida si el índice de peligro es superior a 3 en la escala europea.

Tras desencadenarse un alud:

Mantenga la calma e intente huir por el lateral más próximo en dirección diagonal y descendente.

Cierre la boca para que no se llene de nieve.

Agárrese a cualquier roca o árbol para no ser arrastrado.

Libérese de esquís, planchas o raquetas para evitar quedarse atrapado/a.

Si no encuentra agarradero, luche para permanecer a flote en el alud mediante movimientos natatorios contra la oleada y al mismo tiempo protegerse la cabeza de las rocas.

Si permanece sepultado, es importantísimo adoptar forma de bola y tratar de salir antes de que el alud se modere, antes que se detenga en el valle, porque se endurecerá en pocos minutos.

Para respirar aire, desplace la nieve con los brazos y con las rodillas e intente hacer una cámara respiratoria.

Antes de moverse se debe saber en qué posición se encuentra: haga gotear la saliva de los labios: Si va hacia la nariz es que se está boca abajo.

Si no puede salir, no haga esfuerzos inútiles, muévase lo menos posible, respire lentamente y atienda la ayuda.


Ante cualquier situación de emergencia contacte con el 1-1-2.